Cochabamba, Bolivia, Domingo 4 de mayo de 2014
El Pais
EN EL PAíS YA HAY PEQUEñAS INCURSIONES PRIVADAS. CASI TODOS LOS PAíSES VECINOS AUTILIZAN LOS VANT EN VIGILANCIA DE FRONTERAS Y OTROS ASUNTOS

Drones controlan fronteras y Bolivia tiene limitaciones

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 54.684466019417
Compartir
Por: ELIZABETH RIVA ÁLVAREZ elpais@opinion.com.bo | 04/05/2014 | Ed. Imp.

El hexarotor utilizado por la Anapo, en Santa Cruz, para identificar avasalladores y los dos drones Ucon, surcoreanos presentados por la FAB (arriba). Estudiantes de ingeniería capacitándose sobre esta nueva tecnología, en Cochabamba y el dron israelí Hermes 900 (abajo). archivo



Los drones que en un tiempo pertenecían enteramente al campo de la ciencia ficción, ahora ya son parte de la seguridad de Estado de muchos gobiernos y comienzan a hacer sus primeras "invasiones" en la vida privada. Todos los países que rodean a Bolivia ya cuentan con esta tecnología propia o transferida por sus aliados, lo que obliga al país a poner atención en este tema.

El uso de los drones o Vehículos Aereos No Tripulados (VANT) se masifica en América Latina, pero con legislaciones débiles o inexistentes que abren paso a las múltiples funciones de estos aparatos, desde el reconocimiento de áreas de difícil acceso o peligrosas, hasta el control policial, pasando por el espionaje, situación de la cual Bolivia no puede estar exenta.

Los países de la región están en carrera y tienen importantes avances en esta materia. “Bolivia debe ingresar en este campo, ya sea comprando servicios o fabricando sus propios drones, antes de quedar más rezagada”, afirma el experto boliviano Francisco Javier Triveño Vargas, miembro del equipo de ingenieros de la Empresa Brasileña de Aeronáutica, Embraer Seguridad y Defensa.

Triveño recomienda que el Gobierno gestione una alianza estratégica, urgente, junto a la  Fuerza Aérea y la Universidad boliviana, para poner en marcha proyectos que ayuden al país a incursionar en el uso o control de esta tecnología, que es de gran beneficio, pero también altamente invasiva.

En el panorama actual, Bolivia está casi obligada a entrar en esta corriente y prepararse ante posibles “arremetidas tecnológicas” de sus vecinos. Por otro lado, los drones pueden ayudar al país a  reforzar el monitoreo de los recursos naturales, la seguridad ciudadana, la lucha contra el narcotráfico, el contrabando y la deforestación, entre  otros ilícitos.

El experto sostiene que es el Estado el que debe definir, en primera instancia, su interés y posición sobre esta tecnología, porque inevitablemente ya se está desarrollando a gran escala en los países vecinos y el sector civil y comercial comienzan a utilizarla.

El primer paso que debe dar Bolivia, según el experto, es la adquisición y puesta en funcionamiento de radares y centros de monitoreo para detectar estos vehículos aéreos no tripulados.

¿ES ESPIADA BOLIVIA? “Estamos rezagados y si no contamos con medios eficientes para identificar drones de otros países, es decir radares y tecnologías de interceptación, sí podriamos estar siendo vigilados, sin saberlo”, sostiene Triveño Vargas que llegó recientemente a Cochabamba para impartir una serie de charlas y participar de las I Jornadas Nacionales de Robótica, Electrónica y Mecatrónica, organizadas por la Sociedad Científica de Estudiantes de Mecánica y Electromecánica (Sciame) de la Universidad Mayor de San Simón.

Triveño, doctor en ingeniería y especialista en ingeniería aeroespacial, sostiene que Brasil es el país que mayor cantidad de drones tiene y que actualmente los usa para vigilancia de sus fronteras, detectar aviones y pistas clandestinas y el seguimiento de grandes eventos y movilizaciones.

Chile, al igual que Brasil, ya cuenta con VANT propios y de industria israelí como el Hermes 900, de autonomía de 30 horas, utilizado para tareas tácticas, vigilancia de fronteras y monitoreo medioambiental. Argentina ha desarrollado tecnología propia para vigilancia aérea, algunos ejemplos son los vehículos Lipan y Guardian. Perú por su parte fabrica algunos drones como el RT-1, RT-2, Pegaso y Quinde. Ecuador, también presentó en marzo el resultado de 5 años de investigación, el Gavilán-2.

Colombia entró también en la construcción de drones como el Navigator X-2, pero también cuenta con los Eagle de fabricación estadounidense, su uso está relacionado al monitoreo de la guerrilla.

Venezuela ha adquirido estos aparatos de Irán, y tambien ha comenzado a fabricarlos, mientras que Paraguay y Uruguay están dando sus primeros pasos.

EN BOLIVIA El especialista en ingeniería aeroespacial pone énfasis en que, en todos los casos, los gobiernos están avanzando de la mano de sus respectivas Fuerzas Aéreas, tanto en lo que se refiere a la investigación, como a la aplicación.

En junio del año pasado, la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) presentó sus dos primeros vehículos aéreos no tripulados de industria surcoreana.

“Son aparatos de alas fijas, con autonomía de casi dos horas y alcance de 15 kilómetros, desconozco si ya están siendo utilizados en tareas de vigilancia y reconocimiento”, apunta.

A nivel mundial, los países más avanzados en esta tecnología son Estados Unidos, Israel y Japón, gobiernos que también transfieren tecnología a sus aliados en Latinoamérica, Brasil, Chile y Colombia.

Apuntes.

Experto

Francisco Javier Triveño Vargas desarrolla sistemas aeronáuticos en Embraer Defensa y Seguridad y es profesor titular de la Universidad del Vale de Paraíba de Brasil. Tiene experiencia en las áreas de ingeniería aeroespacial, con énfasis en técnicas no lineales aplicadas al control de aeronaves y en ingeniería de automatización, robótica industrial y control de manipuladores. Se apresta a publicar el libro Modelado Simulación y Control de Sistemas Mecatronicos y Aeroespaciales con Matlab-Simulink® y Mathematica™

Estudios

Doctor y Magíster en Automatización y Control por la Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil. Graduado en Ingeniería Eléctrica de la Universidad Mayor de San Simón. Culminó sus estudios de bachillerato en Quillacollo.

Redes de TV y Anapo ya utilizan VANT

Mientras gobiernos y militares mantienen todavía bajo secreto de Estado el desarrollo y puesta en funcionamiento de sus Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT) o drones, en el ámbito civil y comercial, empresas de medios de comunicación y servicios, en el mundo, como la tienda virtual Amazon comienzan a utilizar estos sofisticados aparatos para tomar imágenes o hacer entrega de productos. Bolivia no se encuentra al margen, aunque las incursiones aún son mínimas.

El experto Javier Francisco Triveño refiere que la primera iniciativa empresarial partió de JalaSoft en Cochabamba, seguida de la presentación de un hexarotor en la ciudad de Santa Cruz, que ya fue utilizado en la vigilancia e identificación de avasalladores de tierras.

En el ámbito de los medios de comunicación, la red ATB fue la primera en incursionar con un quadrotor, para la toma de imágenes áereas en el Carnaval de Oruro 2014 y se sabe que la Red Uno también cuenta con esta tecnología, aunque todavía no la pone en funcionamiento.

Triveño explica que todas esas aplicaciones condicen apenas a aeronaves no tripuladas de alas rotativas con autonomía no mayor a 30 minutos.

“Son pasos muy importantes y positivos porque estamos comenzando a usarlos, pero se debe tener en cuenta que es importante recordar que quien manipula estos aparatos debe estar mínimamente preparado y luego en algún momento existirá la barrera de la legislación”, afirmó el especialista en ingeniería aeroespacial.

El Gobierno se mantiene atento a los avances en los países vecinos

 El uso de drones en territorio boliviano debe pasar por la aprobación de una norma legal que preserve, ante todo, los derechos de las personas a la intimidad, la integridad, la seguridad y la protección, lo mismo que a la soberanía nacional, derechos contemplados en la Constitución Política del Estado y en otras leyes vigentes en Bolivia, sostiene la ministra de Comunicación, Amanda Dávila.

Bolivia aún no tiene una política definida sobre el uso y control de drones y tampoco se tiene contemplado trabajar en una legislación específica sobre esta tecnología, sin embargo el Gobierno sigue con atención los avances en los países vecinos y con cierta preocupación las primeras incursiones que se dan en el país con medios de comunicación, para la toma de imágenes aéreas y en el sector agropecuario cruceño, para la identificación de avasalladores de tierras.

“Nos parece apresurado que los medios de comunicación y el sector privado estén usando drones cuando aún no hay en Bolivia un marco legal en el tema”, afirmó la Ministra de Comunicación, pero reconoció que puede ser un avance importante, para este sector.

En cuanto a los adelantos en los países vecinos, Dávila pone énfasis en que aún se aquilatan los beneficios y peligros que conlleva el uso de drones. “Como Gobierno, consideramos que pueden contribuir a la lucha contra la inseguridad ciudadana, contra el narcotráfico y el contrabando fronterizo y en otros tema importantes” afirmó la Ministra, sin embargo apuntó que también hay “enormes riesgos”, al referirse a posibles atentados contra los derechos de las personas.

“Para nosotros es un tema complicado que requiere un debate entre diversos sectores. Se debe analizar lo positivo y negativo que trae esta tecnología y la normativa para que lo bueno prevalezca y los riesgos puedan ser controlados”, ratificó la Ministra.

LEY Y RADARES El presidente Evo Morales promulgó recientemente la Ley 521 de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo, que permite a las Fuerzas Armadas derribar aviones implicados en actividades ilícitas como el narcotráfico o que violen las normas internacionales y de seguridad del Estado.

Tras promulgar la norma, el Mandatario afirmó que el Gobierno está en la tarea de adquirir radares. "La tecnología que se necesita son los radares. Estamos en conversaciones con países que nos pueden transferir o vender esta tecnología. Y será muy importante no solamente la lucha contra el narcotráfico, sino también sentar soberanía en el territorio nacional", añadió Morales.

Esta nueva norma, puede adecuarse al tema de drones, en caso de que alguno sea considerado un vehículo aéreo ilegal. La Ley establece medidas de prevención, vigilancia y defensa del espacio aéreo, interceptando aquellas aeronaves que hagan uso o atraviesen cielo boliviano sin autorización y que no respondan a un procedimiento de advertencia.

El Túpac Katari abre nuevas posibilidades tecnológicas

Por una cuestión de soberanía, Bolivia debe desarrollar drones propios, explotando e incentivando la capacidad de los profesionales bolivianos y las Fuerzas Armadas, afirma el experto en el desarrollo de esta tecnología, Francisco Javier Triveño Vargas.

El experto considera que el satélite Túpac Katari (STK), dependiendo de su capacidad, podría convertirse en un factor de gran importancia si Bolivia decide adquirir o producir drones con sistemas de comunicación satelital. Explica que un sistema aéreo no tripulado es compuesto por el propio vehículo, las estaciones de tierra y los enlaces de comunicación.

“El STK, es un satélite de comunicaciones con bandas C/Ku/Ka, esto significa que existiría la posibilidad de establecer un enlace de comunicación con un vehículo no tripulado y la estación en tierra, desde que el vehículo tenga esta capacidad (Satellite communication), este enlace es normalmente realizado a través de la banda Ku” precisa.

Mientras se logra ese avance y si el Túpac Katari ofrece esta posibilidad, el experto considera que el país podría pensar en alquilar esta banda a otros países como Brasil y Colombia y por qué no a otros países que ya tienen drones con enlace satelital, algunos volando en América Latina. “Es importante resaltar que el uso del satélite de comunicación sirve para aumentar el alcance de la aeronave no tripulada permitiendo su control a mayores distancias” apunta el cochabambino Triveño Vargas.

RESTRICCIONES La tecnología para la fabricación de VANT no es abierta y se encuentra controlada por algunos países, que cuidan celosamente sus avances.

Triveño Vargas sostiene que es posible encontrar sensores, elementos de actuación y componentes electrónicos a la venta en países como la China, Brasil y los Estados Unidos, sin embargo advierte que hay límites impuestos por estos países.

“Pasando ciertos límites de avance la compra es fiscalizada porque los fabricantes quieren saber el destino de los componentes, en algunos casos simplemente la venta es negada” afirma, al apuntar que lamentablemente Bolivia no está en condiciones de producir componentes electrónicos para aeronaves no tripuladas.

LEGISLACIÓN El especialista en ingeniería aeroespacial advierte que los países no están avanzando a la par de la tecnología, en cuanto a la legislación y el control se refiere.

Recuerda que en noviembre del año pasado la Fundación por los derechos humanos Robert F. Kennedy presentó una demanda ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) debido a la expansión de los drones en América Latina. Dos aspectos son resaltados de esta demanda según Triveño Vargas, la primera que la diferencia entre un drone usado para el bien y otro usado para el mal es mínima y la segunda, que ante su incremento en la región es necesario y urgente ponerle límites a través del derecho. Apenas países como Brasil, Chile y México han comenzado a tocar aspectos legales, en esta materia.

Apuntes.



VANT

Los drones (zánganos, traducción textual del inglés), conocidos también como Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT) o por su sigla en inglés UAV, tienen diversas formas, tamaños, configuraciones y características en su diseño. Son sistemas autónomos que pueden operar sin intervención humana alguna durante su funcionamiento en la misión encomendada.

Tecnología militar

Los VANT tienen un origen militar y su desarrollo ha sido principalmente en ese campo. Los países con mayor avance son Estados Unidos, Israel y Japón. China, que también tiene importantes adelantos, ha extendido su zona de protección aérea, con interferencia electrónica, para impedir que su espacio y territorio sea espiado por EEUU. Sin embargo, en los últimos años, esta tecnología está teniendo una fuerte expasión en el campo civil.


Tags:







Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.