Cochabamba, Bolivia, Jueves 10 de abril de 2014
Cochabamba
EL MAYOR NúMERO DE CASOS DE MIGRANTES TAMBIéN SE REGISTRA EN LAS GRANJAS O PLANTACIONES AGRíCOLAS DEL PAíS DEL NORTE. LAS VíCTIMAS SUFREN EXPLOTACIóN Y ABUSOS FíSICOS Y PSICOLóGICOS

Bolivianas son atraídas en EEUU por los matrimonios arreglados

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 59.341894060995
Compartir
Por: zulma camacho g. zcamacho@opinion.com.bo | 10/04/2014 | Ed. Imp.



María José Fletcher (centro) junto a Julieta Montaño y Mark Redmond ayer durante un taller. La producción y cosecha de tomates y cítricos es uno de los mayores ámbitos donde se comete la explotación. martÍn numbela/internet



Los migrantes bolivianos sufren diferentes nuevas formas de explotación en el hogar y en la agricultura en Estados Unidos.

Es el caso de las mujeres que son seducidas con matrimonios arreglados y terminan siendo víctimas de trata y tráfico.

La experta estadounidense en atención a víctimas de trata de personas, María José Fletcher, que llegó a Cochabamba, detalló las formas en que los bolivianos son reclutados y posteriormente abusados física y psicológicamente en el país del norte. Al igual que la mayoría de migrantes de México y Latinoamérica, los bolivianos siguen el sueño americano y son seducidos con visas, ya sea por matrimonios arreglados o trabajos seguros.

“Generalmente las redes de trata y tráfico tienen a su gente operando en cada país”, dijo Fletcher al señalar que uno de los mecanismos más utilizados para reclutar gente son las agencias de trabajo y/o agencias de turismo. Al llegar a los Estados Unidos, la visa y los documentos son entregados al empleador o el supuesto novio o marido, quien en adelante es el nuevo dueño de la persona migrante.

“El empleador controla la visa porque saben que manejando este documento podrá hacer lo que quiere”, acotó Fletcher.

Las mujeres son víctimas de violencia intrafamiliar, física y psicológica, pero además de explotación.

En los campos agrícolas, principalmente en Florida, las jornadas arduas, se suman a los malos tratos, las deficientes condiciones de trabajo y el pago injusto. “Firman contratos legales por 15 dólares la hora y en la realidad les pagan 2 dólares”, graficó la experta.

A esto se suma la vulnerabilidad del migrante que al no tener documentos para abrir una cuenta en el banco es víctima constante de robos y atracos. Los delincuentes saben que al no tener una cuenta en el banco los migrantes cobran su sueldo siempre en efectivo.

Pero además, las redes de trata y tráfico investigan a la familia del migrante, para tener un elemento más con el cuál extorsionarlo.

“Si no haces lo que te decimos, tus hijos aquí pagarán tu rebeldía son las amenazas más frecuentes”, recordó.

Ante esta situación indicó que es necesario que las víctimas realicen su denuncia a las ONG (Organizaciones No Gubernamentales) de ayuda a migrantes y a la Corte de Inmigración ya que existe el Acta (Ley) para Víctimas de Trata y Tráfico.

Visas sociales y protección

Las víctimas de trata y tráfico en Estados Unidos tienen la opción de beneficiarse con la visa social, pero además de trasladar a sus hijos que se encuentren en indefensión frente a amenazas de coacción de las redes de trata.

El oficial político y económico de la embajada de Estados Unidos, Mark Redmond, informó en primera instancia que la visa es gratuita y es otorgada por un tiempo de dos años, que puede ampliarse indefinidamente si la víctima permanece por más de 3 años en el país del norte.

El documento para estas personas se conoce como la visa “T”, pero además está la visa “U” para víctimas de más de 30 delitos como violación, robo violento y lesiones. Otra de las garantías que el Gobierno estadounidense ofrece es la protección de los familiares, trasladándolos desde su país de origen, ya que los delincuentes acostumbran amenazar con secuestrar, matar o violar a alguno de sus hijos.

“No es necesario demostrar que sus hijos están en peligro”, dijo la experta en atención a víctimas de trata y tráfico, María René Fletcher.

“Cuando la limosna es muy grande hasta el santo duda”

Todas las personas somos susceptibles de ser víctimas de trata y tráfico.

Los riesgos están principalmente en las ofertas laborales que todos los días son publicados en el periódico, solo basta abrir sus páginas para darnos cuenta que algo huele mal, no se si las autoridades no lo sienten.

Pero cómo podrán sentirlo si el Ministerio Público anda tan recargado pero tan recargado de trabajo que ni deben tener tiempo para ver ese detalle en los periódicos.

Unas veces hay ofertas de trabajo individuales y otras con agencias de trabajo con anuncios que te ofrecen 200 a 300 dólares semanales. ¿En qué se gana esta cantidad de dinero?, ni trapichando droga.

Estos son los señuelos para captar gente e involucrarla en hechos de explotación laboral y sexual.

Entonces, como medida básica de prevención las personas deben advertir el peligro frente a cualquier oferta que es demasiado tentadora, y aquí es muy cierto el refrán que dice “Cuando la limosna es muy grande, hasta el santo duda”, y debemos aprender a parar las orejas rápidamente cuando la oferta es muy seductora, porque sabemos que detrás de eso pueden haber cosas que no están claras.

También deben cuidar sus documentos, nunca entregarlos a nadie. Resguardar siempre el carnet de identidad, pasaporte u otros.

Por otro lado, las medidas también deben ser gubernamentales. Bolivia tiene un escudo legal tan fuerte que al final todo eso se traduce solo en papeles. Tenemos la Ley contra la Trata y Tráfico de Personas, pero hasta ahora nadie ha ido preso.

Asimismo los medios de comunicación deben coadyuvar en esta tarea, no se trata solo de lanzar la noticia y el hecho estremecedor, sino que se debe hacer un seguimiento sobre qué ha pasado con la víctima y si el agresor está pagando una pena o no. Hay que investigar.


Tags:







Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.