Cochabamba, Bolivia, Lunes 23 de septiembre de 2013
Deportes
FORTUNATO QUISPE MENDOZA, UN COCHABAMBINO CON ESTE RECONOCIMIENTO Y MUCHOS OTROS A NIVEL INTERNACIONAL, AVALAN SU TRABAJO

Declarado: “Padre del fútbol dominicano”

Por: ROLANDO GAMARRA U. | 23/09/2013 | Ed. Imp.

A la inmortalidad, dirigentes y deportistas dominicanos en una ceremonia especial.



Son 48 años de su llegada a la República Dominicana, Fortunato Quispe Mendoza, un boliviano de nacimiento, pero tan dominicano como el que más, trabaja con tanto vigor y entusiasmo como aquellos días de 1965 cuando llegó a República Dominicana en representación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a cumplir una labor en defensa de los trabajadores sindicalizados que sufrían la embestida del sistema.

Cuando el fútbol dominicano apenas era practicado por extranjeros residentes en el país y unos pocos dominicanos, abrazó el trabajo de organizar y fomentar la disciplina por los cuatro puntos cardinales, por todo el país.

“No quiero morir sin antes ver a más y más niños de la calle estudiando y jugando al fútbol”, ha sido la prédica de Quispe Mendoza, quien ha recibido una amplia gama de reconocimientos e incluso declarado “Padre del Fútbol Dominicano”.

No fue hasta finales de 1965 cuando fue vinculado a la Dirección General de Educación Física que dirigía el fenecido Virgilio Travieso Soto, gracias a gestiones realizadas por Tomás Troncoso y Ramón Matos Feliz.

“Gracias a Carmen, podía comer y tener un techo donde dormir”, cuenta el promotor de fútbol al referirse a la que posteriormente fue su esposa. Cuando intentó regresar a Bolivia, entonces Troncoso gestionó que el empresario y amante del fútbol Manuel González le ofreciera “algún dinerito” para que siguiera trabajando por el fútbol local.

“Fue a través de la Educación Física Escolar que recorrí palmo a palmo el país llevando el fútbol a centros de estudios y pueblos”, recuerda y señala que aún sigue caminando “como un Quijote”. “Tenía el compromiso de impulsar el fútbol y todavía no termino, porque es una tarea que no dejaré mientras tenga fuerzas para trabajar”, sigue diciendo Quispe Mendoza, vicepresidente de la Federación Dominicana de Fútbol.

Manifiesta la felicidad que siente cuando trabaja a favor de los niños y los jóvenes y se define como maestro de generaciones de futbolistas, también fue árbitro e instructor.



Los reconocimientos recibidos 

Para 1969  fundó  y fue el primer entrenador del equipo de  Primera División de la UASD, fue el responsable de la creación de la primera Asociación de Fútbol de la República Dominicana, en la ciudad capital, el 6 de agosto de 1970.

Fue promotor y fundador de varias asociaciones y clubes en gran parte del territorio nacional, dando enseñanza del fútbol en toda la geografía nacional.

Como entrenador nacional, dirigió las eliminatorias del Mundial México 68, las de los XI Juegos Centroamericanos y del Caribe en Panamá (1970), los VI Juegos Panamericanos en Cali, Colombia, en 1971; el Campeonato Juvenil de Fútbol de la CONCACAF en Cuba, 1972; los XII Juegos Centroamericanos y del Caribe en Santo Domingo en 1974 y el Campeonato Juvenil de Fútbol de CONCACAF en San Juan, Puerto Rico en 1976, entre otros logros.

El 21 de mayo del 2004, en Francia, la  Federación Internacional de Fútbol Asociado lo honró galardonándolo como Personaje de Fútbol del Siglo, con motivo del Centenario de la FIFA.

Actualmente Fortunato Quisque Mendoza ocupa la primera vicepresidencia de la Federación Dominicana de Fútbol.

Quispe Mendoza arribó a la República Dominicana en los turbulentos meses de 1965, específicamente el 4 de mayo como representante internacional de trabajo OIT en los momentos.

Quispe Mendoza nació en la ciudad de Cochabamba, en Bolivia, el 7 de octubre de 1934.

Bolivia puede cambiar y salir  

Cuando se refiere al fútbol nacional, Fortunato Quispe habla con nostalgia y a momentos no oculta su bronca, porque no podemos superar la mediocridad que nos envuelve.

“Tenemos las condiciones humanas para estar entre los grandes del fútbol, pero falta organización dedicación y pasión”, comenta.

Fortunato asegura que cuando dejaba el país, el fútbol tenía bases importantes como para esperar su despegue, pero son tan pocos y aislados los éxitos que debe sacudir la conciencia de los dirigentes.

“La Asociación de Fútbol Cochabamba, era el eje motor del balompie nacional, no entiendo que ha pasado con los dirigentes para subalternizarse”, expresa elevando el tono y con una rabia contenida que se entiende.

Identidad con fecha y nombre

En el corazón de Fortunato Quispe Mendoza latía y con fuerza el nombre de su querido e inolvidable Club ¡Aurora!

Cuando se dio la oportunidad, fue fundador y entrenador del equipo Aurora equipo de la Primera división, esto ocurrió en 1968.

El club lo acercaba a la Patria y con toda la fuerza que provoca estar lejos de la patria.

Posteriormente se daría otro hecho importante, la creación de la primera Asociación de Fútbol de la República Dominicana el 6 de agosto de 1970.

Una fecha que marca el amor con Bolivia, que pese a la distancia, el sentimiento estaba siempre cerca.

“El 6 de agosto y el Club Aurora laten fuerte en mi mente y mi corazón, porque cuando uno se encuentra lejos, siente con más amor y pasión. Las raices nunca se olvidan y jamás se secan”, nos comenta Fortunato.


Tags:




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2019 Opinión. Todos los derechos reservados.