Cochabamba, Bolivia, Jueves 8 de agosto de 2013
Cochabamba
MUCHOS ESTUDIANTES TIENEN QUE “PAGAR DERECHO DE PISO” CUANDO LLEGAN A UN NUEVO ESTABLECIMIENTO EDUCATIVO. EL CONCEJO TRABAJA EN UNA LEY CONTRA EL ACOSO ESCOLAR

Acoso escolar afecta al menos a uno de cada dos estudiantes

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 50.649350649351
Compartir
REDACCIÓN cochabamba@opinion.com.bo | 08/08/2013 | Ed. Imp.

Los casos de violencia contra estudiantes se reportan en colegios fiscales y privados.

archivo



“Jailoncito, jailoncito, tienes que pagar derecho de piso”, era la frase que utilizaban en contra de Pedro (nombre cambiado), cuando ingresó a un nuevo colegio para concluir el bachillerato.

La mamá del adolescente contó que inscribió a su hijo en un colegio particular para que pase el último año de secundaria, luego de que perdió el año en otro establecimiento, también, privado. Fue una especie de “castigo”.

Pedro, guardó silencio durante tres meses. La madre reconoció que, por su trabajo, no se daba tiempo para conversar con él. Pero un día coincidieron al llegar a su casa. El adolescente bajó presuroso de un taxi y subió al departamento donde vivían. Ella le siguió para saber qué le pasaba.

“No quiero que me hables”, le contestaba botando cosas al suelo. Después de un rato respondió y contó que había sufrido violencia en su colegio.

“Le decían jailoncito, jailoncito, tienes que pagar derecho de piso”, expresó la madre agregando que sufrió en silencio desde febrero hasta abril.

Habían concluido la etapa de exámenes y había pasado por un “callejón oscuro”. Según contó la progenitora, quienes imponían estas prácticas incluso utilizaban armas blancas.

“¡No quiero ir más a ese colegio!”, le dijo a su mamá, que con angustia relató cómo su hijo pagó un denominado “derecho de piso”, al estilo de las cárceles donde los nuevos presos son víctimas de violencia.

LEY MUNICIPAL La vicepresidenta del Concejo Municipal, Beatriz Zegarra, expresó que estos aspectos motivaron a su autoridad para impulsar la Ley Municipal en Contra del Acoso Escolar o Bullying.

El Concejo ha conocido denuncias sobre acoso y maltrato en unidades educativas fiscalesy en colegios privados, pero esconden estos hechos.

“Cuidan el prestigio, tienen temor del qué dirán de la gente”, acotó.

50 por ciento DE ACOSO Las estadísticas en el ámbito local son pocas. La Organización No Gubernamental (ONG) Voces Libres señala que el 50 por ciento de los jóvenes sufre acoso escolar. Pero, para la concejal Zegarra la cifra debe superar el 60 por ciento .

Según la vicepresidenta del Concejo es necesario incluir a los infantes porque en los kindergarden también hay violencia entre los más pequeños y a veces se resta importancia a estos aspectos.

Las autoridades de Quillacollo y Arani han solicitado el anteproyecto de ley para analizarlo y adecuarlo para sus jurisdicciones.

Urge una ley integral que involucre a todos los actores

Para dar una respuesta real al problema del bullying se necesita una estrategia integral, que abarque a todos los sectores involucrados como son los padres de familia, los maestros y los estudiantes.

La propuesta de ley municipal sólo pretende dar solución al síntoma que es la agresión de un niño a otro niño o de un grupo a otro. En cambio si damos una mirada completa asumiremos políticas, desde la formación de los maestros para que ellos adquieran herramientas de mediación y conciliación, y de la resolución pacífica de los conflictos.

El anteproyecto de ley nacional (que se encuentra en el Senado) contempla la organización de equipos multisectoriales de prevención del acoso en las unidades educativas, con la participación de estudiantes, padres de familia y educadores cuyo fin sea generar una cultura del diálogo.

La propuesta de ley contempla la incorporación de un gabinete psicológico en las unidades educativas particulares, fiscales y de convenio. La falta de ítems se pretende superar a través de acuerdos con las universidades para que sus estudiantes de último año asuman estas tareas.


Tags:







Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.