Cochabamba, Bolivia, Martes 18 de septiembre de 2012
El País
 LA INCAUTACIóN DE PASTA BASE SE INCREMENTó EN UN 10 POR CIENTO . LA DE CLORIDRATO DE COCAíNA AUMENTó EN UN 65 POR CIENTO . LA COCA SE HACE MáS ATRACTIVA DEBIDO A SU ALTO PRECIO

Bolivia reduce cocales e incauta más cocaína

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
LA PAZ/OPINIÓN elpais@opinion.com.bo | 18/09/2012 | Ed. Imp.



La Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) presentó ayer su informe anual que reporta que en Bolivia hubo disminución del cultivo de hojas de coca de 31.000 a 27.200 hectáreas entre 2010 y 2011.

El representante de la UNODC en Bolivia, César Guedes, fue el encargado de brindar el informe anual de monitoreo de cultivos de hoja de coca que Naciones Unidas realiza desde 2003, en un acto público realizado en la Cancillería que contó con la asistencia del presidente Evo Morales, ministros, embajadores e invitados especiales.

Según los datos de este informe, la disminución en 2011 representa un 12 por ciento respecto al 2010.

Guedes destacó que el logro boliviano se produjo por efectivas campañas y políticas de erradicación y racionalización, y mayor presencia en zonas vulnerables al narcotráfico.

“Reconocemos el diálogo, concertación y control social con los productores de coca y gran despliegue humano y logístico en la estrategia de lucha contra el narcotráfico 2011-2015”, manifestó.

El monitoreo de cultivos de coca estableció una reducción en la zona de Yungas de 20.500 a 18.200 hectáreas que representa un 11 por ciento de disminución, en el trópico de Cochabamba bajó de 10.100 a 8.600 hectáreas, llegando a un 15 por ciento.

También en el área del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) disminuyó de 1.598 a 1.121 hectáreas, y en el Parque Carrasco de 1.066 a 100 hectáreas.

“Se tiene que mantener y potenciar los esfuerzos que hizo el Gobierno de Bolivia, acompañado de desarrollo integral y sostenible”, dijo Guedes.

El funcionario internacional relievó, en principio, los progresos de la lucha antinarcóticos boliviana en los parques nacionales Carrasco e Isiboro Sécure, ambos en el trópico del central departamento Cochabamba.

“Las dos áreas protegidas con mayor cantidad de cultivos de coca son el Parque Nacional y Territorio Indígena Isiboro Sécure que presentó reducción del 30 por ciento, pasando de 1.598 a 1.121 hectáreas y, en el Parque Nacional Carrasco se pasó (en reversa) de 1.068 a 1.090 hectáreas, presentando un aumento de 2 por ciento”, sostuvo.

INCAUTACIONES Las incautaciones de coca se redujeron de 1,015 toneladas a 603 entre 2010 y 2011.

Las incautaciones de la pasta base de cocaína aumentaron en un 10 por ciento alcanzando 28.350 kilogramos.

Las incautaciones del clorhidrato de cocaína también aumentaron en un 65 por ciento, llegando a 5.600 kilogramos.

PRECIO Si bien hubo importante progreso en la reducción de cultivos de coca, el precio de este producto en los mercados legales aumentó en un 31 por ciento en los mercados autorizados y en un 16 por ciento en los mercados ilegales.

“Los altos precios están haciendo más atractiva la coca, pero los agricultores necesitan alternativas viables si se quiere frenar los cultivos ilícitos en el largo plazo”, declaró Guedes.

El informe destacó que el mercado de la hoja de coca ascendió a 353 millones de dólares el año pasado, superando por 43 millones al registro de 2010. “Esto representa el 1,5 por ciento del PIB del país y el 15,3 por ciento del valor del PIB del sector agrícola”, aseveró.

Al igual que el año pasado, la UNODC no presentó el cálculo del potencial de producción de cocaína en Bolivia y explicó que aún se encuentra "revisando los factores de conversión de hoja de coca a clorhidrato de cocaína 100 por ciento puro".

El informe señala, no obstante, que existen varios indicios de que "la eficiencia de los laboratorios en Perú y Bolivia ha cambiado gradualmente por la influencia del método de fabricación colombiano" de cocaína, en el que se emplea menos coca.

Reducción de cultivos en 2011

El descenso de cultivos en 2011 es el resultado de la destrucción ese año de 10.500 hectáreas, un 28 por ciento más que las 8.200 erradicadas en 2010, según el informe presentado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), que mide los cocales en Bolivia desde 2003.

La producción total de hoja de coca en la gestión pasada fue de alrededor de 48.100 toneladas, menor a las 55.000 de 2010.

Los cocales se encuentran principalmente en la zona de los Yungas (occidente) y el Chapare, y en menor volumen en parques naturales del centro del país donde hay una gran diversidad biológica, por lo que la UNODC pidió que se evite el narcotráfico en esos lugares.

El informe también hace notar que solo 18.420 toneladas de coca (un 38 por ciento de las 48.100) se comercializaron el año pasado en los mercados legales para la planta en La Paz y la localidad central de Sacaba.

Gobierno reconoce como válido el informe de UNODC 



LA PAZ El Gobierno reconoció como válido el informe presentado ayer por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre los cultivos de la hoja de coca en Bolivia (2011) y censuró el de Estados Unidos referido a la política antidroga boliviana difundido en anteriores jornadas.

El canciller David Choquehuanca, en oportunidad de la presentación del balance de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés), dijo que "el informe de monitoreo de cultivos de la hoja de coca, que ha sido trabajado por la oficina de Naciones Unidas y el Gobierno de Bolivia, es el informe que el Estado Plurinacional reconoce, que todo el sistema de Naciones Unidas reconoce y el que reconoce todo el mundo".

En un acto realizado en instalaciones de la Cancillería boliviana, el representante de la UNODC en Bolivia, César Guedes, estableció, según el informe de cultivos de hoja de coca en Bolivia 2011, que las plantaciones de coca en el país, durante la última gestión, se redujeron en un 12 por ciento .

En ese marco, Choquehuanca manifestó que cuando la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) fue echada de Bolivia por el presidente Evo Morales de Bolivia, por interferir en asuntos internos, en 2008, había la susceptibilidad de que se incrementarían los cultivos de coca, pero ocurrió lo contrario.

"En algún momento muchos pensaron que con la salida de la DEA habría un incremento de los cultivos de la hoja de coca en Bolivia, pero gracias a la firme voluntad del Gobierno boliviano y el apoyo de la comunidad internacional y con pleno respeto a los derechos humanos, hoy podemos demostrar resultados concretos", sostuvo.

El Canciller, rechazó el último informe de EEUU que define a una veintena de países como lugares de tránsito o producción de drogas ilícitas.








Copyright © 2003-2014 Opinión. Todos los derechos reservados.