Cochabamba, Bolivia, Sábado 18 de agosto de 2012
Mundo
EL CONSEJO PERMANENTE DE LA OEA DETERMINó CONVOCAR A LOS CANCILLERES A UNA REUNIóN PARA TRATAR EL TEMA DE LA CRISIS ENTRE ECUADOR Y REINO UNIDO

Caso Assange une América Latina e irrita a Washington

Textos: EFE-BBC y Redacción Fotos: EFE | 18/08/2012 | Ed. Imp.



El asilo concedido por Ecuador al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, puede generar represalias de Washington tras la reciente normalización plena de la relación bilateral y ha vuelto a unir a Latinoamérica frente a EEUU y Europa, según indicaron ayer varios analistas.

"Sin duda" habrá "represalias", ya que el Gobierno de EEUU "quiere castigar a Assange por haberlo avergonzado" con la divulgación de cientos de miles de documentos secretos y "Ecuador se ha interpuesto en su camino", comentó a Efe Mark Weisbrot, codirector del Centro para la Investigación Económica y Política (CEPR).

Según Weisbrot, los medios de comunicación "se han puesto del lado del Gobierno de Estados Unidos y han estado muy en contra de WikiLeaks y de Assange".

Por ello, este analista vaticinó que el Congreso estadounidense, donde sobre todo los republicanos han cuestionado en los últimos meses la situación de la libertad de prensa en Ecuador y los lazos de Quito con Irán, se sumará a las posibles represalias contra el país suramericano.

Para Michael Shifter, presidente del centro de estudios independiente Diálogo Interamericano, es probable que el ya "débil apoyo" a Ecuador en el Congreso de EEUU disminuya aún más a raíz de su decisión de dar asilo a Assange, refugiado en su Embajada en Londres desde el 19 de junio para evitar ser extraditado a Suecia.

No obstante, esa decisión no afectará a la renovación del programa de preferencias arancelarias que EEUU concede a Ecuador, conocido como Atpdea y que vence en 2013, según indicó Shifter al diario Los Angeles Times.

Opina lo contrario Stephen Johnson, director del programa para las Américas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por su sigla en inglés) y que anotó a Efe que el apoyo a la renovación del Atpdea "debe ser muy bajo en el Congreso en estos momentos".

La concesión del asilo de Assange se suma a otros "indicios", como los "vínculos más estrechos" con Irán, que evidencian que al presidente de Ecuador, Rafael Correa, "no le preocupan las buenas relaciones con Estados Unidos ni la renovación de las preferencias arancelarias", argumentó Johnson.

"Creo que Correa vio a Assange como una víctima de Estados Unidos. Y ésa es la manera en que Correa se ve a sí mismo", reflexionó Shifter.

Desde que Correa asumió la Presidencia las relaciones entre EEUU y Ecuador "han ido cuesta abajo" y "el camino hacia delante está lleno de baches", pronosticó por su parte Johnson.

Las relaciones bilaterales plenas se restablecieron este año después de que en abril de 2011 ambos países retiraran a sus respectivos embajadores a raíz de una disputa por un cable divulgado por WikiLeaks sobre supuesta corrupción en la Policía ecuatoriana.

UNIDOS Con independencia de cómo afecte el asilo a Assange a la relación entre EEUU y Ecuador, el caso ha vuelto a unir a Latinoamérica en contra de Estados Unidos y de Europa, según Peter Hakim, presidente emérito del Diálogo Interamericano.

Los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunirán el domingo en Guayaquil para analizar el caso.

"Lo interesante es que la Unasur es la que está empujando la agenda de la OEA" y se ha creado en Latinoamérica "una noción de solidaridad importante" contra EEUU y Europa, dijo Hakim a Efe.

A su juicio, en este caso esa solidaridad viene motivada no tanto por la decisión del asilo, sino por la denuncia de Ecuador de que el Gobierno británico amenazó con entrar en su Embajada en Londres para arrestar a Assange.

Otro ejemplo reciente de ese "vamos a estar juntos" de los latinoamericanos ha sido el apoyo a Argentina en su disputa con el Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas.

Datos

Vigilia policial

Una decena de agentes de Policía siguen vigilando ayer la Embajada de Ecuador en Londres, ante la que ya no se concentran manifestantes en apoyo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, como ocurrió el jueves.

Una decena de agentes de la Policía metropolitana y dos furgones permanecen en la acera en la que se encuentra la embajada, donde no pueden manifestarse los partidarios de Assange.

Fotos

Algunos curiosos aprovechaban para tomarse fotos bajo el escudo y la bandera de Ecuador ante la mirada de unas quince cámaras de televisión, mientras Assange continúa en el interior de la embajada, donde le visitan con frecuencia su ayudante Sarah Harrison y Joseph Farrell, portavoz de WikiLeaks.

Diálogo

La Unión Europea no va a inmiscuirse en la disputa entre Reino Unido y Ecuador en el caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y confía en que el asunto pueda resolverse a través del diálogo.

La OEA convoca a cancilleres

El Consejo Permanente de la OEA aprobó ayer una propuesta de Ecuador para convocar, el próximo viernes 24, a una reunión de cancilleres sobre la crisis entre el país andino y el Reino Unido por el caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

La propuesta de resolución, que requería una mayoría absoluta de 18 votos para ser aprobada, fue acogida por 23 votos a favor y 3 en contra, los de Estados Unidos, Canadá y Trinidad y Tobago, durante una sesión extraordinaria en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los cancilleres del continente se reunirán en la sede de la OEA en Washington el viernes 24 para examinar "la situación concerniente a la inviolabilidad de los locales diplomáticos de Ecuador en el Reino Unido al amparo del derecho internacional", según el texto final de la resolución.

El lenguaje de la propuesta de Ecuador se suavizó a propuesta de México, ya que inicialmente hablaba de las "amenazas" vertidas por el Reino Unido contra la Embajada de Ecuador en Londres. Cinco países se abstuvieron -Barbados, Bahamas, Panamá, Jamaica y Honduras.

Está en habitación “mal ventilada”

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, lleva 59 días refugiado en una pequeña habitación "mal ventilada" de la Embajada de Ecuador en Londres, donde hay una lámpara solar y una cinta de correr, indicó ayer el diario británico "The Times".

Mientras se desarrolla la disputa diplomática entre Ecuador y el Reino Unido, "decepcionado" ante la decisión de Quito, Assange está, según señaló ayer "The Times", "aburrido".

El rotativo explica que dentro del elegante edificio victoriano situado tras los lujosos almacenes Harrods, en el barrio de Knightsbridge, Assange pasa las horas en una pequeña oficina.

En esa habitación, según el periódico, el periodista, que continúa con la pulsera electrónica que era parte de los requisitos impuestos en su arresto domiciliario, tiene una lámpara solar, una cinta para correr, una conexión a internet y una cama.

Los amigos del fundador de WikiLeaks indican que el australiano está "intranquilo" y "tenso", mientras otros sugieren que comienza a sentirse deprimido.

El activista lleva encerrado durante 59 días, apartado de la luz solar dentro de una habitación "mal ventilada", según ese periódico.

El activista recibe visitas que "ponen música y le animan a bailar" y que su ayudante, Sarah Harrison, acude con frecuencia a verle por las tardes junto con Joseph Farrell, portavoz de WikiLeaks.

Correa sabía que Assange podía quedarse indefinidamente en Embajada de Ecuador

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó ayer que antes de otorgar el asilo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, su Gobierno ya sabía que el Reino Unido no iba a concederle el salvoconducto y que por tanto corría el riesgo de quedarse "indefinidamente" en la Embajada ecuatoriana en Londres.

"El problema es que ellos (el Gobierno británico) no van a dar el salvoconducto y el señor Julian Assange puede pasar indefinidamente en nuestra embajada", señaló Correa en su primera declaración pública desde que este jueves se anunció el otorgamiento del asilo.

"El factor fundamental por el que se le ha otorgado el asilo diplomático al señor Julian Assange es porque no se garantizó su no extradición a un tercer país, jamás para tratar de interrumpir las investigaciones de la justicia sueca sobre un supuesto delito, jamás", dijo Correa.

Aunque no mencionó a EEUU en esa frase, sí dijo más adelante que se analizó "el contexto jurídico de lo que enfrentaba en Suecia, Inglaterra y potencialmente en EEUU".

Aseguró que "nadie, nunca" ha negado que se investigue a Assange por los supuestos delitos sexuales que se le atribuyen en Suecia y apuntó que el propio fundador de WikiLeaks se ha manifestado dispuesto a responder a las indagaciones.

El severo sistema sueco que quiere al creador de WikiLeaks

En agosto 10 y 14 de 2010, Julian Assange tuvo relaciones sexuales con dos mujeres que conoció en un seminario sobre periodismo y guerra en Estocolmo, Suecia. El día 17, la justicia sueca ordenó a la Policía que arrestara a Assange por cargos de violación y abuso sexual, después de que las dos mujeres reportaron que las relaciones sexuales pasaron de consensuales a no consensuales. Fue detenido por las autoridades británicas en Londres el 7 de diciembre después de la "euroorden" emitida, vía Interpol, por las autoridades suecas.

Estuvo en libertad condicional hasta que, hace dos meses, la Corte británica ordenó su extradición a Suecia.

Claes Borgstrom, abogado de las acusadoras desde que empezó el caso hace dos años, le dijo a la BBC que, en esta controversia, nadie está hablando de las dos mujeres que según él fueron asaltadas por Assange.

Se trata, dijo, "de una investigación criminal normal del sistema judicial sueco".

Ante la pregunta de si Assange podría ser juzgado en Londres en caso de que Ecuador lo permita, como se ha sugerido, Borgstrom argumentó que las acusaciones fueron hechas en Suecia y trasladar todo un sistema y a las dos testigos sería muy difícil.

Suecia tiene una de las leyes más rigurosas en relación al crimen sexual.

Según la ley sueca, la definición de violación tiene tres grados. La más seria, incluye violencia directa. Debajo de ésta existe el concepto de "violación regular".La tercera categoría sostiene la idea de la "coerción ilegal", que considera una violación a una relación sexual que se aproveche y presione las emociones de otra persona. Las tres categorías son condenadas con prisión, de diez, seis y cuatros años de duración.

Assange tiene cuatro cargos en Suecia: "coerción ilegal" por haber sujetado a una mujer, "acoso sexual" por no haber querido usar un condón, "acoso deliberado" y "violación" de una de las mujeres, pues tuvo sexo con ella mientras dormía y sin condón.


Tags:




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.