Cochabamba, Bolivia, Martes 3 de abril de 2012
Cochabamba

Represa de Misicuni llega a 24 metros de altura y avance de 25 por ciento

Por: JORGE FERNÁNDEZ B. jfernandez@opinion.com.bo | 03/04/2012 | Ed. Imp.

La represa alcanzó hasta el fin de semana pasado una altura de 24 metros. Una vez concluida esta obra tendrá 120 metros de alto. MARTÍN NUMBELA



La represa que se construye en Misicuni toma forma. El relleno del cuerpo principal alcanzó una altura de 24 metros y las obras avanzan, según pudo observar este diario en una visita que realizó al Proyecto Múltiple este fin de semana.

La represa, una vez que esté concluida, tendrá una altura de 120 metros y podrá almacenar 180 millones de metros cúbicos de agua en una extensión de 460 hectáreas.

El proyecto contempla tres componentes: agua potable, agua para riego y generación de energía eléctrica.

La construcción de la represa, el vertedero y la planta de tratamiento, además de obras anexas, están a cargo del Consorcio Hidroeléctrico Misicuni.

El gerente de proyecto del Consorcio, Adnan Elmaaz, asegura que la represa, con la ampliación del plazo, estará concluida en octubre de 2013. A fines de ese año “el vaso de agua” empezará a llenarse con las lluvias de la temporada.

Para cumplir con el cronograma de trabajo, el Consorcio Hidroeléctrico Misicuni cuenta actualmente con 280 trabajadores.

Para el rellenado de la presa, la empresa trabaja con 12 volquetas, cuatro excavadoras (una de ellas la más grande de Bolivia) cuatro palas, dos tractores y dos camiones de agua.

LOS TRABAJOS Una de las tareas más importantes en esta segunda fase del Proyecto Múltiple es el rellenado de la presa. Doce volquetas de alto tonelaje trasladan piedra, arena, grava y cascajo, entre otros materiales, para construir el cuerpo principal de la obra.

Una volqueta transporta 25 toneladas de material de relleno en cada viaje, lo deposita en el área de la represa e inmediatamente una compactadora pasa por encima repetidamente.

Cada una de las volquetas Caterpillar realiza como promedio 35 viajes al día en jornadas que se extienden entre las siete de la mañana y seis de la tarde, dijo uno de los operadores de la maquinaria pesada.

El material con el que se rellena el cuerpo principal de la represa se extrae de un borde del río Misicuni, a un poco más de 800 metros de distancia de la represa.

La base tiene un ancho de 490 metros por lo que el rellenado en esta fase demora más, ya que se debe colocar mucho más material, según explicación del gerente de proyecto del Consorcio Hidroeléctrico.

“Mientras la altura se eleva, el área de la represa será menor, por lo que el relleno avanzará más rápido”, añade.

Una vez que el consorcio contrate más volquetas para llevar el material de relleno, la meta es trasladar 10 mil metros cúbicos por día "para cumplir el compromiso de terminar esta obra en octubre de 2013".

"A no ser que haya una catástrofe, la obra nadie la para", afirma Elmaaz.

CARA DE CONCRETO Una vez que el relleno esté concluido hasta los 120 metros de altura (junio de 2013), el consorcio iniciará el revestimiento de una de las caras de la represa que, según Elmaaz, será una obra de ingeniería.

Para hacer este trabajo el consorcio contrató a una empresa brasileña que utilizará encofrados deslizantes. El tiempo estimado para concluir esta fase es de cuatro a cinco meses.

Para realizar el revestimiento, el Consorcio Hidroeléctrico Misicuni, mediante la empresa brasileña, deberá construir el plinto, que es la fundación de la cara de hormigón.

Una vez que se haya concluido con la cara de concreto se puede empezar a almacenar el agua de lluvia que empiece a caer a finales de 2013 y a inicios de 2014.

MESES DIFÍCILES La construcción de la represa avanzó con muchas dificultades en los meses más lluviosos del año, enero, febrero y parte de marzo.

Debido a las fuertes lluvias, la represa se inundó en dos oportunidades "pero las obras no se paralizaron", afirma Elmaaz.

El compromiso del consorcio es recuperar el tiempo perdido en estos meses, hasta finales de abril.

Para avanzar con mayor rapidez en las obras de construcción, la empresa adelantó que contratará más volquetas y camiones.

FUNCIONAL El túnel de 404 metros de largo que desvía las aguas de los ríos Misicuni y Sivingani (para mantener seca el área de la represa) está funcionando.

El día que OPINIÓN visitó la represa, el túnel de desvío llevaba como promedio 3.000 litros de agua por segundo.

Este túnel tiene una capacidad de conducir de un extremo a otro 180 mil litros por segundo.

El consorcio trabaja en el revestimiento de los últimos metros del túnel, en la parte de la bóveda, con hormigón proyectado. Este trabajo se concluirá cuando las aguas del río Misicuni bajen en su caudal.

Apuntes.

Represa

La segunda fase del Proyecto Múltiple Misicuni contempla la construcción de la represa de 120 metros de altura, el vertedero y la planta de tratamiento, entre las obras más importantes.

Embalse

Una vez que se concluya la construcción de la represa, el caudal del río Misicuni (formado por el Titiri y Serkheta) alimentará al embalse a partir del año 2014.

Más agua

Los caudales de las cuencas de Vizcachas y Putucuni serán incorporados al embalse de acuerdo a la demanda de agua.

Se prevé que para el año 2017 se incorporen estas dos cuencas a Misicuni después de la construcción de un túnel de aproximadamente 20 kilómetros de longitud.

120 metros

La presa que se construye en la cuenca de Misicuni es la más grande de Bolivia y una de las más importantes en el mundo.

A nivel mundial sólo el 2 por ciento de las represas supera los cien metros de altura.

El costo de la obra se eleva

El Consorcio Hidroeléctrico Misicuni se adjudicó la obra por 78,4 millones de dólares, pero con los trabajos adicionales el monto del contrato subió a casi 80 millones de dólares.

El consorcio estima que con algunos trabajos adicionales e ítemes nuevos, el monto podría llegar a los 90 millones de dólares.

La segunda fase del Proyecto Múltiple Misicuni, con la construcción de la presa y las obras complementarias y anexas, tiene un costo estimado de 84,3 millones de dólares.

El Gobierno italiano financia la obra con un crédito de 32,4 millones de dólares, la Corporación Andina de Fomento con 7 millones; mientras que el Tesoro General de la Nación desembolsará 6,5 millones de dólares y la Gobernación de Cochabamba 38,4 millones. El gerente de proyecto del consorcio, Adnan Elmaaz, afirma que con esta inversión, la vida útil de la represa está calculada para cien años "y si está bien monitoreada puede durar toda la vida".

El compromiso que tiene el consorcio es concluir la construcción de la obra en octubre de 2013.

Empresa asegura en informe mensual que consorcio no cuenta con suficientes equipos

El informe mensual de la página web de la empresa Misicuni señala que hasta finales de febrero habían transcurrido 1.008 días de plazo de los 1.607 que tiene el Consorcio Hidroeléctrico para concluir con la segunda fase del Proyecto Múltiple.

El informe complementa que este plazo transcurrido desde el inicio del proyecto, con la última reprogramación, representa en porcentaje de avance aproximadamente 62.72 por ciento al final del período.

Actualizando estos datos hasta finales de marzo (1.039 días), el porcentaje en el plazo otorgado al consorcio es de 64.65 por ciento .

Hasta el fin de semana pasado, el avance físico en la obra, según el gerente de proyecto del consorcio, alcanzó al 25 por ciento.

“La incorporación de nuevos equipos a la obra es vital para el cumplimiento de plazos, toda vez que a la fecha el Consorcio Hidroeléctrico no cuenta con el suficiente equipo en algunos frentes de trabajo”, recomienda la empresa Misicuni en su informe de febrero.

También añade que “la poca efectividad del sistema de trabajo aplicado actualmente por parte del contratista, tiene un evidente perjuicio en el desarrollo de los avances de obra, lo que inevitablemente está retrasando el cumplimiento del cronograma vigente, por lo que la Supervisión instruyó aplicar medidas correctivas que redunden en un sistema de trabajo más eficiente y continuo”.

Por su parte, el supervisor de construcción de la represa, del consorcio Engevix Caem, Óscar Ledezma, asegura que el avance en la construcción de las obras de Misicuni es bueno “mientras el clima lo permite”.

Esta empresa tiene la misión de supervisar la calidad de la obra y de acompañar en el cronograma de trabajo al Consorcio Hidroeléctrico Misicuni.

“Se tiene un ritmo constante y todos los días se avanza en relación a lo programado” señala Ledezma.

Proyecto Múltiple: Agua potable, para riego y energía eléctrica

El Proyecto Múltiple Misicuni fue concebido hace un poco más de cuatro décadas con tres componentes: dotar de agua potable a los habitantes del Valle Central y Bajo de Cochabamba, abastecer de agua para riego a las zonas agrícolas del departamento y la generación de energía eléctrica que alimentará al Sistema Interconectado Nacional.

La administración de los componentes de agua potable y para riego quedarán en manos de la empresa Misicuni, mientras que la generación de energía eléctrica estará a cargo de la Empresa Nacional de Electricidad (Ende).

EN DOS AÑOS El Proyecto Múltiple Misicuni entrará en operación, según el cronograma establecido, a inicios de 2014, una vez que esté concluida la represa de 120 metros de altura y los ríos Misicuni y Sivingani empiecen a llenar “el vaso de agua” que tiene una extensión de 460 hectáreas.

Ese año, cuando el embalse empiece a llenarse de agua, la empresa Misicuni podrá ofertar a Cochabamba inicialmente un caudal de 2.000 litros por segundo para los tres componentes previstos: agua potable, riego y generación de electricidad.

Cuando se realice una segunda etapa, con la construcción de un nuevo túnel, de casi 20 kilómetros de largo, el embalse de Misicuni se alimentará con los caudales de los ríos Vizcachas y Putucuni. La oferta de agua subirá entonces a 3.100 litros por segundo.

ENERGÍA ELÉCTRICA Para la generación de energía eléctrica hay una caída de mil metros entre la ventana Calio del túnel (salida) y el sector de Molle Molle, en Tiquipaya.

La Empresa Nacional de Electricidad es la encargada de construir la planta de generación de energía eléctrica en esa zona.

El caudal de agua que baje por presión desde Misicuni y que será entregado a Ende, producirá en una primera fase 80 megavatios de energía eléctrica para el Sistema Interconectado Nacional.


Tags:




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.