Cochabamba, Bolivia, Martes 6 de marzo de 2012
Ciencia y Tecnología

Así se ve la piel de alguien golpeado por un relámpago

Pijamasurf | 06/03/2012 | 15:06

Quien tenga la fortuna de ser golpeado por un rayo y sobrevivir, probablemente quede marcado con un tatuaje natural nacido de la petrificación del instante en que la corriente eléctrica se extiende por una superficie aislante, informó el portal Pijamasurf.

El relámpago tiene fama de ser uno de los eventos más imprevisibles de la naturaleza, sobre todo en cuanto a se refiere a su lugar de impacto, de ahí también que sea un suceso realmente fortuito que una persona resulte impactado por uno, algo que incluso podríamos pensar que trasciende la mala o la buena suerte por lo improbable de su ocurrencia.

Sin embargo, sucede. Y cuando sus consecuencias no son fatales, incluso pueden hacer del cuerpo humano una suerte de lienzo en donde quedan trazados sorprendentes patrones casi pictóricos dibujados por la naturaleza misma.

Este brazo pertenece a Winston Kemp, un electricista de 24 años que en la primavera pasada fue golpeado, aparentemente sin darse cuenta, por un relámpago durante una tormenta. Y aunque la energía liberada durante uno de estos impactos puede ocasionar, en el cuerpo humano, fallas cardiacas y en el sistema nervioso, en Kemp solo dejaron estas marcas, un tatuaje natural cuyas condiciones de creación son difícilmente imitables.

Como ya explicamos alguna vez, estas líneas reciben el nombre de “figuras de Lichtenberg”, en honor al célebre escritor e investigador científico alemán Georg Christoph Lichtenberg, quien descubrió que una corriente eléctrica que se extiende sobre una superficie aislante queda congelada y sus ramificaciones instantáneas expuestas.

Tags:




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2019 Opinión. Todos los derechos reservados.