Cochabamba, Bolivia, Jueves 25 de agosto de 2011
El País
EL GOBIERNO DEFINIó MODIFICAR EN UNA HORA LOS RELOJES CON EL FIN DE AHORRAR ENTRE 20 A 30 MEGAVATIOS DE ENERGíA

Confusión por cambio de horario previsto para septiembre

Por: JORGE FERNÁNDEZ B.// textos mARTÍN NUMBELA // fotos | 25/08/2011 | Ed. Imp.

Desde el 1 de septiembre los relojes de los bolivianos deberán ser modificados, en una hora. DICO SOLIZ



El cambio de horario en Bolivia desde el 1 de septiembre próximo provoca expectativa e incertidumbre en la población. La hora oficial se adelantará en una hora para aprovechar al máximo la luz natural, según el anunció del Gobierno, eso significa que los estudiantes deberán ingresar a clases una hora antes, igual que los trabajadores.

En países vecinos como Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Perú, los relojes se adelantan en una o dos horas, en el verano, desde mediados de octubre hasta marzo.

El viceministro de Electricidad, Roberto Peredo, explicó que adelantar el reloj en 60 minutos en todo el territorio nacional permitirá ahorrar entre 20 a 30 megavatios por día.

El anuncio del Gobierno ha provocado especial expectativa en los estudiantes y trabajadores de Cochabamba.

Los profesores, en algunos casos, ya les han anunciado que deberán ingresar más temprano.

Los trabajadores y funcionarios públicos esperan también con expectativa la llegada de la fecha para adelantar sus relojes.

EL RELOJ Adelantar en una hora los relojes en Bolivia no permitirá un gran ahorro de energía eléctrica, tal como prevé el Gobierno, y provocará problemas en su aplicación, según expertos en energía y representantes de varias instituciones.

Estas personas coinciden, asimismo, en que la idea de adelantar en una hora el huso horario de Bolivia no es nueva, se la planteó en el pasado, pero no se llegó a implementar como sucede en algunos países de Sudamérica y el mundo.

El técnico del planetario Max Schreier de la ciudad de La Paz, Rubber Muñoz, explicó que esta medida funciona en otros países, especialmente del hemisferio norte, porque la diferencia entre las horas del día en invierno y verano es significativa.

Por ejemplo en Inglaterra, en invierno el día es de nueve horas y en verano se incrementa hasta llegar a 17 horas.

En Bolivia la situación es diferente. En invierno la luz del día dura 11 horas aproximadamente, mientas que en verano se eleva a 13, es decir hay una diferencia de dos horas.

Rubber explicó, por ejemplo, que un día de invierno, el 30 de junio, el sol sale a las 07.02 horas y se pone a las 18:11 horas. Si se toma el otro extremo, el 27 de diciembre el sol sale a las 06:00 de la mañana y se pone a las 19:07.

El experto señaló que la idea de adelantar en una hora los relojes en Bolivia es la de aprovechar al máximo la luz del sol, durante el verano, para que los habitantes puedan realizar sus actividades desde más temprano, en el trabajo o escuelas.

El ahorro de energía será posible en los meses de octubre, noviembre, diciembre y enero. Muñoz explicó que a la gente le costará acostumbrarse a este nuevo horario.



NO ES LA SOLUCIÓN El gerente de la Empresa Nacional de Electrificación (ENDE), Nelson Caballero, admitió que esta iniciativa permitirá optimizar la demanda de energía, y más aún cuando se está en condiciones de un margen ajustado de reservas, pero no es la solución.

"Ayudan estas medidas a la deficiencia energética; sin embargo, la solución estructural es con las inversiones que realizará ENDE", aseguró, según publica la página web hidrocarburosbolivia.com.

Caballero explicó que dos termoeléctricas y una hidroeléctrica aportarán 100 megavatios adicionales hasta fin de año, para aliviar los problemas energéticos que afectan a todo el país.

TEMORES El número de retrasos se incrementará en las unidades educativas si es que se adelanta en una hora el ingreso de los estudiantes, se anticipó ayer el secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Maestros Jubilados, Silvano Morales.

El maestro argumentó que muchos estudiantes viven en las provincias o en la periferia de la ciudad, por lo que con el horario actual llegan sobre la hora a sus unidades educativas, y si se adelanta en una hora el ingreso no podrán llegar a tiempo.

El profesor explicó también que quien madruga deberá encender la luz, lo que implica también un gasto de energía eléctrica y no ahorro como es el objetivo del Gobierno.

GOBERNACIÓN Por su parte, el director de Recursos Humanos de la Gobernación de Cochabamba, Gustavo Martínez, explicó que las instituciones públicas y privadas deberán acatar el cambio del huso horario en el país.

Sin embargo no han recibido ninguna disposición oficial.

“No vamos a tener ninguna dificultad en el cambio del huso horario", concluyó.

El Gobierno aún no emite un decreto de cambio de huso horario.

Apuntes.



Huso horario

Es cada una de las veinticuatro áreas en que se divide la Tierra.

Se llaman así porque tiene forma de huso de hilar y están centrados en meridianos de una longitud que es un múltiplo de 15 grados.

Meridiano de Greenwich

El punto cero se marca en el meridiano de Greenwich, a la altura de Inglaterra, y a partir de ese lugar se va marcando cuánto le toma a la Tierra completar una rotación, un día, que se divide en 24 horas.

Situación

Bolivia se encuentra a 68 grados del meridiano de Greenwich, lo que significa que el país tiene una diferencia de cuatro horas con relación a este punto geográfico.

32 minutos

El técnico del planetario de La Paz, Rubber Muñoz, explicó que la diferencia de horario de un extremo del país (Santa Cruz) al otro (La Paz) es de 32 minutos, no obstante Bolivia tiene una sola hora oficial que rige para todo el territorio nacional.

Industriales apoyan la medida

Los industriales de Cochabamba creen que el cambio del huso horario en el país ayudará a reducir el consumo de energía eléctrica en las horas pico, que es donde más problemas tienen por los cortes intempestivos a causa de la elevada demanda.

El primer vicepresidente de la Cámara de Industria, Ronny Alfredo Luján, explicó que el día marcado para el cambio (1 de septiembre), todos los habitantes del país adelantarán sus relojes en una hora y los horarios serán los mismos en las empresas, colegios, oficinas e instituciones públicas.

La única diferencia, según Luján, será que por la mañana percibiremos que el sol sale más tarde y también se entrará más tarde, “y en un par de días todos nos acostumbraremos a ese cambio como ocurre en otros países, entre ellos Brasil, Argentina y Estados Unidos”, precisó.

Sin embargo y pese al ahorro de energía que se logre con esta medida, los industriales consideran que el problema continuará debido al crecimiento constante de la demanda y la falta de generación adicional.

Incógnitas y certezas del nuevo huso horario

La paz/oxÍgenobolivia.com



Luego de anuncios de adelantar la hora entre septiembre y marzo, surge una serie de incógnitas. El diario digital Oxígeno tomó contacto con profesionales de diversas áreas para esclarecer los impactos que podrían darse cuando los bolivianos tengan que adelantar sus relojes.

P. ¿Qué implica la asignación de un nuevo huso horario en Bolivia?

R. Para el técnico del Planetario Max Schreier de La Paz, Rubber Muñoz, esto significa adelantar en una hora el reloj, para aprovechar las horas de luz del sol y así desplazar el pico de carga de energía (19:00), que es cuando la sociedad consume más energía.

“La idea es desplazar este pico de carga, atenuarlo en realidad; hacer que al salir de nuestras oficinas todavía haya luz del día y aprovecharla en los hogares para realizar las primeras actividades en casa; por eso se reduciría el pico”.

P. ¿Es factible esta medida en Bolivia?

R. Muñoz asegura que esto parte de una convención, en la que toda la sociedad debe ponerse de acuerdo, pero identifica un gran problema que tiene que ver con el tiempo que necesita la sociedad para aceptar estas convenciones.

Destaca que en Bolivia la variación del tiempo que dura el día entre invierno y verano es muy pequeña. “En invierno el día dura 11 horas y en verano 13 horas. En otros países es mucho más importante, sin ir lejos en Chile la variación es de 3 a 4 horas”.

P. ¿Por qué no se tomó esta medida antes?

R. En este punto, Muñoz coincide con el físico Francesco Zaratti, que considera que esto no se hizo antes porque Bolivia es un país tropical, que no tiene mucha variación. Pero que ahora es necesaria por la crisis energética.

P. ¿Quiénes ganan y quiénes pierden?

R. El Gobierno anunció que se ahorrarán entre 20 a 30 Megavatios (MW) por día, que significa un 3 por ciento . Según Zaratti, en otros países que aplican el horario de verano, el ahorro llega hasta 15 por ciento . Los que más perderán serán los ciudadanos, mientras que resultarán beneficiados el Gobierno y las empresas.

“El Gobierno y las empresas ahorrarán, pero las familias gastarán más en la madrugada, al levantarse con poca luz, y quedándose despiertos por más tiempo en la noche”.

P. ¿Cómo afectará en la rutina de las personas?

R. Según el psicólogo Carlos Velásquez, todo cambio en la rutina de las personas no es tan sencillo; puesto que generaría más estrés.

“El hecho de generar un nuevo tiempo de trabajo, es decir que yo ya no entro al trabajo a las 8, sino a las 7, me va a implicar un estrés, representa una acomodación distinta en mis tiempos de sueño y en mi relación con las otras personas”, explica.

P. ¿Cómo será la reacción en los niños?

R. Velásquez asegura que en los niños el cambio será aún más complejo, puesto que no entienden la cuestión temporal, sólo saben que entran más temprano o más tarde al colegio.

“En el caso de las personas que tienen hijos menores de 5 años, van a tener serios problemas con sus niños, porque tienen que hacerlos dormir una hora antes y levantarlos una hora antes”, agrega Velásquez.

P. ¿Cuánto tiempo se necesita para la adaptación?

Tomando en cuenta que esta medida se llevará a cabo por primera vez en Bolivia, los entrevistados consideran que se necesitará al menos una semana para habituarse al nuevo horario.

P. ¿Qué pasará con los hábitos alimenticios?

R. La nutricionista María del Carmen Peña y Lillo y el nutriólogo Boris Calle coinciden en que la mayoría de los bolivianos no tienen un buen hábito alimenticio, por lo tanto no se darían muchos problemas alimenticios con el cambio.

Se requiere implementar medidas estructurales, dicen 2 expertos

Toda medida que permita el ahorro de energía eléctrica y un uso eficiente en el país es importante, según el experto energético, Boris Gómez Uzqueda.

“Pero si no se encaran soluciones de tipo estructural, en materia de política energética, esas medidas no tendrán mucho efecto en la sociedad”, precisó.

En su opinión, Bolivia necesita definir una política energética, que sustente una nueva Ley de Hidrocarburos, y también una de Electricidad.

El objetivo debe ser, según el experto en energía e hidrocarburos, abrir el país a nuevas inversiones extranjeras para exploración, producción y comercialización, y para la generación de energía eléctrica.

Otro punto importante para Gómez Uzqueda es el inicio de la industrialización del gas natural.

Las medidas deben ser estructurales, con una visión de largo plazo y apuntar a objetivos más grandes.

Gómez Uzqueda reiteró que toda medida que busque el ahorro de energía eléctrica y de combustible es bien venida, pero si no es estructural no tendrá los efectos esperados en la economía boliviana.

El analista propone construir termoeléctricas para la generación de más energía eléctrica y satisfacer el consumo interno e incluso para exportar.

NO SE JUSTIFICA Por su parte, el analista energético Francesco Zaratti comentó a Efe que esta medida implicará un ahorro de energía insignificante que no justifica el cambio de horario.

"En realidad la única razón de ser de esa medida es la crisis provocada por las desatinadas políticas energéticas de los últimos tiempos, incluyendo las famosas nacionalizaciones", destacó Zaratti.

El analista también señaló que no hay ningún otro país del trópico que asuma el cambio de horario en verano debido a que la ganancia de luz natural apenas supera los 30 minutos.


Tags:




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.